Puntero de la torreta

    Encima de la torreta irá montado un mástil al que irán sujetas las antenas horizontales. Este mástil será rotatorio gracias a un motor que irá alojado en la punta de la torreta. Para evitar vibraciones del mástil y disminuir el peso sobre el rotor, se recomienda instalar rodamientos axialesW. Estos dispositivos hacen que el mástil pueda girar pero sujetan el peso verticalmente y además evitan las vibraciones.

    Una buena idea que me sugirió EA4TX fue la de instalar dos rodamientos en vertical, separados un metro entre ambos. De esta manera, las vibraciones se reducen muchísimo y si fuera necesario cambiar o reparar el rotor, todo el conjunto sería soportado por dichos rodamientos. Finalmente, después de consultar manuales y suministradores industriales,  el rodamiento escogido es un modelo de SKF que soporta 1.000 Kg. de carga vertical y tiene un diámetro interno de 55 mm. Los tres tornillos sirven para fijar el mástil en su interior. Sin embargo, el mástil que encontré tiene 51 mm. de diámetro exterior por lo que es necesario “rellenar” el hueco interior para que no haya vibraciones y el rodamiento haga su trabajo. Para conseguirlo busqué un casquilloW de acero inoxidableW que encaje perfectamente en el interior del rodamiento y en el exterior del mástilW.

    El mayor problema será unir el casquillo al mástil. Obviamente, será soldado pero mi temor es que la soldadura tendrá que soportar mucho peso y pueda ceder por efecto del peso, de la lluvia y del viento. Para mejorar esta situación, me dieron una buena solución que es la de poner un aro encima del rodamiento. Este aro irá sujeto por cuatro tornillos allenWprisioneroWs” y hará que el mástil no se deslice hacia abajo.

    Hay un detalle más en el asunto de los cojinetes y es que al estar a la intemperie, puede entrar agua y polvo que acabe por dañar los rodamientos. En teoría, están protegidos pero no es estanco del todo. Hay que tener en cuenta además que van a estar muchos años (¡¡¡ eso espero !!!) recibiendo lluvia, hielo, viento, polvo, …  por tanto, considero que es importante dedicar tiempo a este detalle y minimizar los imprevistos. Lo mejor es proteger la parte superior del cojinete tapándolo. Para eso, el mejor material es el teflón. El problema es que hay que hacer la pieza a medida. Veamos cómo ha quedado: (Vistas superior e inferior)

    Por tanto, una vez adaptado el diámetro del mástil mediante un casquillo de acero inoxidable y sujeto éste mediante los tornillos prisioneros correspondientes

    ya sólo queda montar el “sombrero” de teflón. Es importante que no roce con la parte estática del cojinete, para no aumentar el par de giro y que no se produzcan desgastes.

    Como se ve en las imágenes, queda mucho más protegido pero lateralmente se puede observar que hay una ligera separación. Esto puede ser un poco contradictorio, ya que el agua de la lluvia y el polvo arrastrado por ésta pueden entrar y depositarse en esa zona pero como he comentado anteriormente, esta separación tiene que existir. La manera de solucionar este detalle es llenarlo bien de grasa industrial (antes de colocar el “sombrero” de teflón).

    El último asunto es decidir cuál es el mejor rotor para mover todo el conjunto de antenas que quiero instalar. Debe estar bien dimensionado, soportar todas las componentes y ser muy fiable. Atendiendo a estas características, estoy decidiéndome por montar el modelo “Prosistel PST61D” comerciado en España por EA4TX – Pablo, el cual me ha respondido a varios de mis correos con detalles y mucha amabilidad.

    La página es http://www.ea4tx.com/productos/pst61.htm  y el rotor tiene esta apariencia.

73 EA2AQH – Eduardo
edu@ea2aqh.es

Rating 4.67 out of 5

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>